FRENO MOTOR

Si un automóvil circula a una cierta velocidad y levantamos bruscamente el pedal del acelerador, el motor tiende a bajar su régimen de giro. En ese caso, la mezcla que entra en los cilindros sólo es la necesaria para mantener el motor girando despacio y en vacío, por lo que el motor ejerce resistencia y el vehículo tiende a perder velocidad. Este efecto es mayor a mayor número de revoluciones, ya que el motor ofrece más resistencia en su giro cuanto más altas son las revoluciones a las que gira.

FILTRO DE PARTICULAS DIESEL

Un filtro de partículas diésel, también denominado DPF, es un dispositivo diseñado para eliminar la materia particulada diésel (partículas sólidas) del humo de un motor diésel, la mayoría de los cuales están catalogados como de una eficiencia del 85%, pero frecuentemente obtienen eficiencias por encima del 90%. Un vehículo propulsado por diésel, con un filtro de este tipo instalado, no emitirá humo visible por su tubo de escape.

FAROS XENON

La tecnología de luz halógena convencional ha quedado en gran medida obsoleta en cuanto a intensidad luminosa y características de iluminación frente a las luces de xenón, que suponen un avance significativo en esta área. Los faros de xenón facilitan la conducción nocturna, gracias al hecho de que el espectro de la luz de xenón es similar al de la luz diurna, proporcionando así un elevado nivel de seguridad. Otras ventajas incluyen el bajo consumo energético y la durabilidad de las bombillas, equivalente a toda la vida de servicio del vehículo. La fuente de luz es una lámpara de descarga gaseosa. Consiste en un tubo de gas ionizado con dos electrodos a través de los cuales fluye la corriente eléctrica, esto provoca que la mezcla gaseosa brille en forma de arco eléctrico. Es necesario un sofisticado sistema electrónico para el funcionamiento de estas bombillas, a fin de generar la elevada tensión de ignición de entre 18.000 y 30.000 voltios para garantizar el funcionamiento constante con una potencia de sólo 35 vatios. Los faros xenón emiten bastante más luz que los faros halógenos y permiten una conducción nocturna más segura y menos fatigosa para los ojos del conductor, sobre todo en condiciones de mal tiempo.

FACTOR LAMBDA

Relación estequiométrica y relación lambda

La combustión requiere que el aire y el combustible se hallen mezclados en una proporción determinada, esta proporción entre el aire y el combustible es lo que se llama relación estequiométrica. En un motor de gasolina la relación ideal es de 15:1, es decir son necesarios 15 gramos de aire por cada gramo de combustible para realizar una combustión perfecta. Leer más “FACTOR LAMBDA”