SEGURIDAD ACTIVA

Todo elemento diseñado para ayudar a prevenir accidentes se engloba bajo el encabezado de seguridad activa. Los principales aspectos de seguridad activa incluyen:

Estabilidad direccional: es el resultado del reglaje de la suspensión del tren de rodaje y de su estabilidad en curvas. También desempeñan un papel importante la precisión de dirección, la potencia de frenado y la estabilidad de frenado.

Seguridad fisiológica: describe la carga a que se ven sometidos los ocupantes por las vibraciones del vehículo, el ruido procedente del tren de rodaje y del motor, así como a las influencias climáticas. Es preciso minimizar todos estos factores para limitar el esfuerzo al que se ve sometido el conductor. Seguridad perceptual: se mejora mediante un estructura de iluminación del vehículo bien diseñada y una buena visibilidad (visibilidad panorámica, visibilidad clara hacia atrás con el ángulo muerto mantenido lo más pequeño posible).

Seguridad operacional: se consigue gracias a la distribución lógica de todas las palancas de control e interruptores p. Ej. las luces, los limpiaparabrisas, el climatizador y la radio. Todos estos elementos deben estar ubicados en la posición óptima, de modo que sean fácilmente accesibles para el conductor.

Un nivel elevado de seguridad activa previene situaciones de riesgo, ya sea trate de situaciones imprevisibles desencadenadas por factores externos más allá del control del conductor o situaciones de las que el conductor es parcialmente responsable, por ejemplo debido a una distracción. Muchos de los elementos de comodidad actuales también incrementan la seguridad activa. El sensor de lluvia es un buen ejemplo de ello: al reducir el esfuerzo del conductor, brinda una comodidad óptima. Al mismo tiempo, asegura que el conductor goce en todo momento de una buena visibilidad a través del parabrisas, potenciando así la seguridad activa. Otro ejemplo es el climatizador automático: manteniendo un ambiente agradable en el habitáculo, por una parte mejora el bienestar de los ocupantes y por otra previene lapsus de concentración. Los ensayos han demostrado que cuando la temperatura en el interior del vehículo es de 27 °C, el conductor deja de percibir un seis por ciento más de señales visuales y acústicas que a 21 °C.

Los sistemas de frenado y estabilidad, así como los sistemas de alerta de cualquier tipo, están englobados dentro del apartado de seguridad activa.

Autor: glosariotecnicodeautomocion

Diccionario de términos técnicos relacionados con el mundo de los coches, las motos y todos sus componentes. Lugar donde echar algo de luz sobre las oscuras y complicadas palabras con las que nos "regalan" los fabricantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s