FAROS XENON

La tecnología de luz halógena convencional ha quedado en gran medida obsoleta en cuanto a intensidad luminosa y características de iluminación frente a las luces de xenón, que suponen un avance significativo en esta área. Los faros de xenón facilitan la conducción nocturna, gracias al hecho de que el espectro de la luz de xenón es similar al de la luz diurna, proporcionando así un elevado nivel de seguridad. Otras ventajas incluyen el bajo consumo energético y la durabilidad de las bombillas, equivalente a toda la vida de servicio del vehículo. La fuente de luz es una lámpara de descarga gaseosa. Consiste en un tubo de gas ionizado con dos electrodos a través de los cuales fluye la corriente eléctrica, esto provoca que la mezcla gaseosa brille en forma de arco eléctrico. Es necesario un sofisticado sistema electrónico para el funcionamiento de estas bombillas, a fin de generar la elevada tensión de ignición de entre 18.000 y 30.000 voltios para garantizar el funcionamiento constante con una potencia de sólo 35 vatios. Los faros xenón emiten bastante más luz que los faros halógenos y permiten una conducción nocturna más segura y menos fatigosa para los ojos del conductor, sobre todo en condiciones de mal tiempo.

Anuncios

Autor: glosariotecnicodeautomocion

Diccionario de términos técnicos relacionados con el mundo de los coches, las motos y todos sus componentes. Lugar donde echar algo de luz sobre las oscuras y complicadas palabras con las que nos "regalan" los fabricantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s